19 enero 2006

Confusión reformista

En mi Universidad siguen peleando. Unos que la reforma sí, otros que la reforma no. Básicamente, se trata de un duelo entre indiferentes y vándalos. No se sabe qué es peor. Los primeros, dentro de los que me cuento, no hacemos gran cosa para evitar la anormalidad académica, las protestas y pliegos de peticiones absurdos a nombre de todos los estudiantes. Los segundos, bloquean los edificios haciendo que en odontología se les hinche la cara a los pacientes que necesitan quitarse los puntos de cosura y destruyen las sillas y pupitres utilizándolas como barricadas, eso sin contar lo grosero que llega a ser a veces con la academia su radicalismo.

Una aporía me sugiere que los que triunfarán los vándalos: para que triunfaran los otros, sería necesario hacer algo así como un "polo de indiferentes", "movimiento de los pasivos", "asociación de solipsistas", "democracia de los monarquicos", todo lo cual es absurdo.

Entre todo esto, yo me pregunto: si estoy en contra de los contra-reformistas, ¿soy un contra-contra-reformista o un reformista? ¿Seré demasiado "liberal"? ¿Los reformistas son "conservadores"? ¿Por qué el partido conservador no se ha acabado? ¿Soy pobre-pobre o pobre-rico? ¿por qué hay gente que cree que "todos los hombres son iguales"? ¿Por qué hay otros que creen que hasta los animales tienen iguales derechos que los hombres? ¿Existe alguna verdadera relación entre Ética y Política? ¿Chilavert podrá ser presidente del Paraguay? ¿Y entonces aquí tocaría con René "el-que-quedó-más-feo-después-de-cambio-extremo" Higuita? ¿Lutero está en el infierno?.... y muchas cosas por el estilo.

1 comentario:

J. Rotten dijo...

No me está gustando eso del temleid muy simple... la página es graciosa pero no lo parece. Brbrbrbrbrbrbr!!!

Lástima que esto sea lo que queda del blog más caro de la historia... FRKZD [Acuérdese por qué]... y el equipo de hattrick más caro también: FRaKaZaDos.