09 marzo 2006

"Perfectibilidad"


(Imagen del video de "all is full of love" de Björk).

Casi todas las personas ven en los avances tecnológicos oportunidades para mejorar la vida humana, tal y como sucede con los avances que se pueden aplicar en medicina. Sin embargo, la mayoria de estos mismos reniegan de la vida "artificial" que ofrece el mundo moderno (como si pudieran establecer una oposición radical entre "natural" y "artificial"). Hay otros que -sin estas marañas mentales- les encanta la idea de aplicar lo desarrollado con el arte y la técnica del hombre a mejorar la mismísima constitución físico-biológica humana. Estos personajes pueden ser llamados "transhumanistas", puesto que promulgan una humanidad mejor que, por ende, trasciende las actualidades de la humanidad presente.

Los transhumanistas se reunen en asociaciones como la WTA (World Transhumanism Organization) y otros (ver vínculos abajo).Estos proyectos me parecen sorprendentes, a pesar de ser "epistemómanos" (quiero decir, adoradores de la ciencia, adoradores casi con una actitud fanática y hasta religiosa, como yo, y con ínfulas "progresistas", como yo).

Rousseau, sin ser un entusiasta optimista como la mayoría de los ilustrados, decía que el hombre era moral y educativamente "perfectible" o "perfectibilizable". "El hombre puede perfeccionarse" no significa que tenga que hacerlo o que necesariamente lo esté haciendo, significa sólo que puede hacerlo. Es una creencia alejada de aquella otra según la historia humana avanza necesariamente hacia el progreso, y asimismo alejada de la actitud pesimista de la mayoría de los "humanistas" contemporáneos, que ven en nuestra época la absoluta decadencia de la humanidad. A la creencia de Rosseau se adhieren la mayoría de los transhumanistas, haciendo énfasis en que si se quiere mejorar al hombre, hay que tener en cuenta que muchos de sus aspectos -sino todos- dependen directa o indirectamente de su constitución biológica, y que por ende el fundamento de la perfectibilidad de la humanidad puede ser el mejoramiento de la especie humana o "eugenesia" (los transhumanistas le temen mucho a usar este término porque, como podrán imaginar, inmediatamente los tildan de facistas o nazistas, o recibiendo lamentables argumentos circulares como uno según el cual "el eugenismo atenta contra la contruible contructibilidad del hombre" -esto se lo oí a un filósofo francés que vino hace un par de años a Colombia).

El verdadero pecado de los transhumanistas es el excesivo apego a la vida individual que dejan ver algunos de sus proyectos como en el de la aplicación de tecnologías "en la lucha contra el envejecimiento y la muerte". Por lo demás, son gente muy inteligente. Juzguen ustedes:


Organización transhumanista mundial

Instituto de Ética y Tecnologías emergentes
Proyecto mejores-humanos

4 comentarios:

J. Rotten dijo...

Proyecto de complementación humana

.....

¿Qué quiere decir con " la contruible contructibilidad del hombre"?

FRKZD dijo...

El mancito quería decir que las futuras generaciones tenían derecho a construirse a sí mismas, pero que con la eugenesia se atentaba contra ese derecho... digo que esto es circular porque las otras generaciones no tendrán derecho a construirse a sí mismas, porque necesariamente estarían modificando las siguientes generaciones, a la luz de este principio.

shaikai dijo...

Precisamente el pecado señalado es grande: pretender que fortaleciendo el yo se va a lograr más felicidad. Así se maneje dentro de estándares de derecho y respeto a la individualidad, estos proyectos son posibilidades. Pero que no creamos que es todo lo necesario. Ese riesgo siempre se corre, siempre lo corremos como vendedores o consumidores de esperanzas.

J. Rotten dijo...

¿La Wta no era una asociación de gamers?... ¿O un campeonato de tenis?------


¡Recuerde el proyecto de complementación humana!